Con mi chiquita

Con mi chiquita

Este rockabilly suavizado por el cambio de ritmo y de estilo musical fue un bonito experimento que me gustaba por su fuerza en la entrada y esa advertencia suavizada, pero explicita, en el estribillo. Una invitación a salir del sistema y si fuera preciso, de nuestra galaxia. ¡Eso sí!  Me llevaría conmigo a mi chiquita de la mano!. Ingenua postura, que se quedó ahí, porque nadie dibujaba otra salida contra el “Estado opresor” que no fueran el uso y abuso de las drogas, donde se ahogaban todas las fuerzas opositoras sin disparar ninguna medida represivia, y más aún, sin un solo tutor que condujera a esa ingente masa de jóvenes desechos. El mundo estaba mal, pero las esperanzas garantizaban la muerte. Solo cabía conquistar otro palacio en la imaginación y refugiarse por unos instantes entre sus lienzos y ventanales.

No Comments

Post A Comment

7 − tres =